Google+ Followers

sábado, 24 de septiembre de 2016

Sevilla duerme la siesta guitarra - poema de Felix Gonzalez

3 comentarios:


  1. Quisiera salva el planeta de tantos vertidos y de tanto mal uso que le estamos dando a nuestros suelos ríos y mares, si con mis canciones pudiera ayudar a entender, cantaría sin parar, es triste muy triste ver como no entendemos los seres humanos que vamos al deterioro y la destrucción con tantos malos humos y tantos vertidos, gracias.
    I wanted to save the planet from so many waste and misuse that we are giving to our earth, rivers and seas, if with my songs I could help to understand, I ´ll sing without stopping until death, it is very sad to see how we do not understand we are going to deterioration and destruction with so many bad smoke and so many wasted fullness, thanks.

    ResponderEliminar
  2. 💓🌿🌼 ლ ( ╹ε ╹ ლ )LOνЁLOνЁ愛✼Muchasimas gracias por el video !!!!!!!💓🌿🌼💞 (🌸╹◡╹🌸)۶: Que pases un buen dia !!!! (=^・・^=)(^_-)-☆💓🌿🌼💞🌷🌹💓💓🌿🌼💞🌷🌹💓

    ResponderEliminar
  3. Sevilla duerme la siesta

    Sevilla duerme la siesta
    arrullada por su duende;
    el río Guadalquivir,
    con el agua de mil fuentes,
    canta, bajito, una nana,
    a su paso por los puentes.

    Los chopos, en la arboleda,
    como un escuadrón al frente,
    murmuran palabras necias,
    disconformes con su suerte.

    Allí, en las copas más altas,
    con lenguaje balbuciente,
    el viento deja un susurro
    en las hojas blanquiverdes.

    Y en las orillas del río,
    forma espuma la corriente,
    diciendo adiós a las aguas
    que caminan lentamente.

    Dos ruiseñores noveles,
    junto al río, y frente a frente,
    ponen música a la letra,
    y orquestan todo el ambiente.

    La luna saldrá más tarde,
    con luceros por pendientes.
    Las estrellas saldrán tarde,
    cuando se acueste la gente,

    soñando con otro cielo
    que no sea azul celeste,
    envidiosas porque el río
    lleva plata en su corriente.

    La noche se hará tan densa,
    como el crespón de la muerte,
    e irá acallando los ruidos,
    dejándolo todo inerte.

    Sólo el río seguirá,
    cantando bajo los puentes,
    su nana de cada noche,
    hasta que el día despierte.




    ResponderEliminar